Los Squealers (Chillones si se traduce) son una especie de dragón que son básicamente versiones en miniatura de los Trueno Tambor. Emiten gritos intermitentes que penetran en la atmósfera y pueden ir desde el sonido del llanto de un bebé, al aullido de un lobo. A diferencia de los Trueno Tambor, su llanto chillón no puede matar a un hombre, incluso a corta distancia. Estos viscosos dragones solo se mueven si se trata de vida o muerte y suelen ser usados como un sistema de alarma antirrobo. También agitan sus garras extra largas en el aire y chillan si algo los tocó.

Datos[editar | editar código]

Los Squealers son extrañas criaturas parecidas a las babosas que son tan perezosas que han desarrollado un interesante método para aturdir a su presa con un solo grito. Un grupo de Squealers pueden reducir a su víctima hasta los huesos más rápido que un cardumen de pirañas. Ellos nunca se mueven a menos que estén en peligro de muerte. A diferencia de su primo, el Trueno Tambor, ellos no pueden volar.

Apariciones[editar | editar código]

Los Squealers son vistos en Cómo Evitar una Maldición de Dragón, vigilando al padre de Norberto el Chiflado.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.