FANDOM


El Siguiente Aguijon Veloz (The Next Big Sting en inglés) es el doceavo episodio de Carrera al Borde, y el 52 de toda la serie. Es precedido por "Un Dragón que Viaje, Segunda Parte" y sucedido por "Pesadilla Total".

Trama Editar

Los Jinetes encuentran un Aguijón Veloz en la Orilla, y deberán cuidarlo, aunque esto no sea lo más seguro para todos.

Sinopsis Editar

El capítulo comienza en otra isla, la pandilla llega exhausta a la cima de un acantilado a petición de Hipo quien los ha invitado a presenciar la primera prueba de su último invento: el Dragón Volador 1 (su traje de vuelo). Los chicos no están convencidos de ello, Patapez  argumenta que para que necesitaran un traje de vuelo si ya tienen a sus respectivos dragones. Brutacio acompañado de su Gallina comenta “La gallina no está sorprendida” ("The Chicken is not amused"). Hipo les explica que el traje les permitiría unirse a sus dragones si alguno de los jinetes se separara de el en pleno vuelo. Aún los chicos esperan a que el invento de Hipo sea un completo error y a pesar de eso decide probarlo contra la corriente de vuelo en el acantilado, abre su traje de vuelo con dificultad y salta. En su primer intento el traje de vuelo falla rápidamente, por lo que Chimuelo lo rescata provocando que ambos caigan al río frente al acantilado.

Hipo intenta repetidas veces haciendo pequeñas modificaciones a su invento hasta que por fin logra hacer que funcione, vuela sobre el rió a toda velocidad cuando se encuentra con una curva, trata de girar pero su traje de vuelo falla nuevamente y pide el auxilio de Chimuelo nuevamente y este a penas lo logra lanzándose desde el acantilado, tratando de planear brinca de roca en roca hasta atraparlo en el aire. Después de este intento, el traje de Hipo se daña severamente lo que pone fin a sus pruebas al menos por ese día, Astrid le dice que el proyecto del traje de vuelo se terminó, y que debe olvidarse de ello.

De repente, escuchan una llamada de auxilio de un dragón, el cual Patán se siente familiarizado. Los jinetes tratan de hallar el llamado y encuentran a un joven Aguijón Veloz. Los chicos argumentan que este debería estar durmiendo ya que son una especie de dragones nocturnos. Patapez observa que cuando el dragón quiere ponerse de pie no puede debido a que tiene una pata herida y los aguijones veloces no poseen alas así que no puede volar y ocultarse, probablemente sea depredado por otro dragón y termine muerto. Así que deciden ayudarlo a pesar de que Patán no está de acuerdo.

Al observarlo más de cerca Hipo decide llevarlo a la Orilla del Dragón, curarlo y traerlo de vuelta al mismo lugar. Hipo primero debe colocar una tablilla con piezas de su traje de vuelo roto, en la pierna del dragón herido para poder transportarlo, así que asigna a los mellizos la tarea de asegurar su cola (ya que su cola inyecta un líquido paralizante como se vio en temporadas anteriores). Los mellizos como de costumbre actúan de una manera diferente irritando al dragón y retándolo y accidentalmente Brutilda termina siendo paralizada con el piquete del Aguijón Veloz, pero solo parcialmente de la mitad superior de su cuerpo dejando la mitad inferior totalmente funcional. Patapez observa que su aguijón no tiene una potencia total de parálisis ya que es adolescente. Ahora solo depende de Brutacio pueda asegurar la cola, el dragón intenta levantarse para atacarlo pero cae y el joven Torton aprovecha para sujetar su cuerpo, rápidamente Patapez y Astrid saltan sobre el para asegurar su cabeza y cola. Posteriormente Hipo le coloca la tablilla, aproxima su mano con su típico movimiento hacia los dragones y gana su confianza, ahora la pandilla puede llevarlo a la Orilla del Dragón. Justo al irse, desde las sombras la manada de Aguijones Veloces los observa llevarse a su compañero al igual que el alfa de la manada.

De vuelta a la base, dentro de la arena de los jinetes, Patapez les muestra a lo chicos que organizo el lugar para hacer un centro de rehabilitación para el aguijón veloz. Sin embargo, en el transcurso del entrenamiento el dragón paralizo el brazo izquierdo de Patapez revelando que al principio fue difícil pero por ese momento todo parece estar en control, al dragón le agrada la compañía de Albóndiga y su jinete debido a que los aguijones veloces son dragones que viven en manada y necesitan una para sentirse cómodos. Patán interrumpe la demostración lanzando comentarios negativos hacia el nuevo dragón debido a su mala experiencia anterior con la especie, insiste que es una amenaza y que en cualquier momento dejará paralizados a todos en la isla. Patán exige que el aguijón veloz sea expulsado e intenta atraparlo, el dragón se siente amenazado, intenta atacarlo y pica por accidente a Brutilda de nuevo y le paraliza las piernas. Hipo trata de calmar a toda la pandilla ya que el aguijón veloz está poniéndose nervioso incluso ve a Hipo como una amenaza. Los gemelos pelean entre sí, involuntariamente Brutilda golpea a su gemelo en el trasero y en consecuencia el dragón comienza a atacar a todo el grupo frenéticamente. El dragón persigue a todos logrando paralizar a Guácara mientras que Astrid ordena a Tormenta lanzar espinas, Chimuelo lanza pequeños disparos de plasma y juntos guían al joven dragón a la jaula.

Cuando el caos pasa, Astrid ve al pobre Cremallerus arrastrar a su cabeza gemela que suelta gases por la boca, lo que le parece realmente perturbador. Los jinetes y los dragones están exhaustos mientras que Patán continua diciendo que el dragón debe irse, Hipo simplemente está cansado para discutir con él y decide aclararlo por la mañana, al salir Brutilda está de acuerdo con Patán y juntos planean sacarlo secretamente de la isla el día siguiente.

Al amanecer Albóndiga y Patapez retiran la férula de la pierna del aguijón veloz, el dragón reacciona con alegría corriendo ya que puede usar su pierna nuevamente. Patapez y Albóndiga comienzan a perseguirlo cuando ven que está a punto de caer en el estanque ya que los aguijones veloces no pueden nadar pero increíblemente este atraviesa el estanque caminando sobre el agua rápidamente, cuando se detiene Patapez examina la pata del dragón y descubre que posee membrana entre los dedos que le permiten correr sobre el agua y esto es prueba de su evolución por lo que el vikingo corre a contarle las buenas noticias a Hipo.

Desafortunadamente, la noticia se convierte en una desventaja ya que la manada de aguijones veloces es liderada a través del mar por el Aguijón alfa, (líder de la manada) guiándolos a la orilla del dragón para recuperar a su compañero faltante.

Al atardecer, Hipo esta emocionado de escuchar la noticia de la evolución de los dragones, ya que las membranas del Aguijón Veloz lo inspiran a crear nuevas mejoras para el traje de vuelo, pero Astrid insiste en que no diga nada al respecto. Al revisar la jaula del aguijón veloz descubren que está vacía y Hipo sospecha de quien pudo tomarlo sin autorización.

Se revela que Patán viaja sobre Colmillo acompañado de Brutilda, quien sostiene al dragón dormido y atado. Está a punto de atardecer y en cuanto el sol se oculta el pequeño dragón despierta desatándose completamente, ataca a Brutilda quien es paralizada de su hemisferio izquierdo, Patán trata de atraparla antes de caer por lo que descuidada a Colmillo, quien es picado en el ala izquierda paralizando la mitad de su cuerpo. Vikingos y dragones caen en el bosque. Los jinetes los encuentran en su sitio de choque, Hipo está decepcionado de Patán por secuestrar al dragón mientras que Brutilda no puede caminar en línea recta debido a su parálisis. Escuchan el llamado de la manada de aguijones veloces que ahora han llegado a la isla, el joven Aguijón Veloz contesta el llamado revelando su ubicación.

De pronto, los jinetes se ven rodeados por la manada de dragones, Hipo les indica mantener la calma pero Albóndiga es paralizada en un intento desesperado de proteger a Colmillo y Brutilda. De un instante a otro Patán se siente extrañamente altruista y heroico, declara que no dejara que nadie más salga herido, toma al dragón sosteniendo su aguijón con el otro brazo y sale corriendo atrayendo a la manada completa de dragones y le tienden una emboscada. El joven Aguijón Veloz protege a Patán de su propia manada paralizándolos con su picadura, después el dragón alfa intenta atacar al joven dragón pero Chimuelo lo detiene con un disparo de plasma como advertencia, el joven Aguijón Veloz esta dividido en proteger su manada original y la que lo salvo que son los jinetes.

Los demás jinetes se agrupan para ahuyentar a la manada de Aguijones Veloces de vuelta al mar, pero el dragón líder salta escalando por el acantilado y paraliza a Eructo y Guácara, haciéndolos caer. Hipo decide deshacerse del líder y vuela a toda velocidad junto con Chimuelo hacia él, mientras el Aguijón Veloz alfa salta desde el acantilado en dirección al Furia Nocturna y su jinete; cuando está a unos metros de picarlos, Hipo se separa de Chimuelo gracias a su nuevo y mejorado traje de vuelo (“Dragón Volador 2”), evitando el ataque del dragón que cae dramáticamente sobre la playa, este se levanta enfurecido pero los jinetes están listos para hacerle frente.  El Aguijón Veloz alfa decide marcharse no sin antes dedicarle un rugido a su joven compañero quien puede ver a su manada marcharse, por último Hipo decide no cerrar el vínculo con el dejándolo libre de irse junto con su manada original. Patán parece decepcionado cuando lo deja irse ya que comenzaba a congeniar con él.

Galería Editar

Para ver la galería de este episodio haga clic aquí.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.